Pariendo un disco: Consejos para primerizos 3 & 4 – Sobre el audio de la banda y la práctica

3) Reflexionen sobre el audio de la banda y pongan en condiciones sus instrumentos

Definir el audio es, tal vez, una de las partes más difíciles y emocionantes del proceso de crear un disco. Todos queremos sonar como algo que nosotros mismos escucharíamos, así que presten atención al backline de bandas que les resultan sónicamente interesantes.

Hablando de baterías, contratar un Drum Doctor es una gran inversión más que un gusto: un Drum Doctor los acercará mucho más al audio general que imaginan al proveerlos del instrumento y del conocimiento técnico. Se encargará de recomendar cuerpos, medidas, platos y parches apropiados para el sonido que imaginan, así como de afinarla.

En el caso de no contar con un Drum Doctor, se sugiere al menos comprar parches nuevos para los cuerpos y desarrollar cierto criterio para afinar la batería. Y claro, no olvidar la llave de afinación.

En cuanto a guitarras y bajos, siempre se puede alquilar o pedir prestado backline si no tienen lo que más les gustaría. Simplemente no usen ciertos equipos porque “es lo que hay”: Si buscan, seguramente hallarán varias opciones para poder elegir su sonido dentro del presupuesto.

La moral del estudio dictamina que está MAL llegar a la etapa de grabación con cuerdas viejas o el instrumento descalibrado. Así que ocúpense de poner en condiciones el instrumento. De nada sirve la mejor guitarra del mundo con el mejor cabezal de la historia si todo suena desafinado.

 

4) Practiquen. Pratiquen. Practiquen.

Practiquen solos, acompañados, sentados, parados, en casa y en la plaza del barrio. Practiquen de todas las maneras hasta que lo que tienen que tocar les salga perfecto, de memoria, con los ojos cerrados, en cualquier circunstancia.

Exploten sus capacidades al máximo antes de poner un pie el estudio. A veces familiarizarse con el audio durante una grabación es difícil: cuando nos escuchamos en los monitores todo nos puede sonar extraño. Escuchamos cosas que antes no y nos pueden llegar a molestar, pero esto sucede en menor medida si uno está seguro de lo que hace y si se ha acostumbrado a tocar en distintas situaciones y entornos.

No dejen que su toque se vea afectado por parámetros como el tipo de monitoreo o la performance de compañeros, ya que no van a poder grabar escuchándose exactamente igual que en un ensayo o en casa. La situación y el lugar son otros e inevitablemente se van a escuchar distinto. Volveremos al tema del monitoreo luego.

 

 

Paulina


Comentarios

Pariendo un disco: Consejos para primerizos 3 & 4 – Sobre el audio de la banda y la práctica — 1 comentario

  1. Con respecto a la práctica yo agregaría que está bueno que la banda practique de acuerdo a cómo tiene pensado grabar en el estudio. Por ejemplo llegando a los últimos ensayos antes de entrar al estudio, si la idea es grabar todos juntos, ensayen todos juntos; si la idea es grabar la batería solo siguiendo el click y despues grabar el resto, ensayen de esa manera también. Y ante cualquier duda de cómo hacer esto, hablalo con tu técnico amigo en el estudio que te va a decir cuál va a ser la mejor forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.